Home / Histórico / Leer Gratis Libro La Tiznada del autor Isabel Custodio
Leer Libro gratis La Tiznada del autor Isabel Custodio del genero Histórico;Novela

Leer Gratis Libro La Tiznada del autor Isabel Custodio

Leer Online y Descarga Gratis el libro La Tiznada de Isabel Custodio y del genero Histórico;Novela ,disponible en formato Epub y Pdf

En medio del fuego cruzado de la Revolución mexicana, una aristócrata se atreve a enfrentar al machismo y al fanatismo religioso.
En mitad de la Revolución, una aristócrata hacendada de la época porfiriana termina al lado de las soldaderas de Villa.
En ese submundo donde mujeres y hombres se desplazaban de un lugar a otro en deplorables condiciones de higiene, enfermedad, mutilación, esta “catrina” se convirtió en la cirujana de la bola.
La Tiznada heredará La Piedad, propiedad que llegó a tener cinco millones de hectáreas antes de la anexión de Texas a Estados Unidos. En ésta encuentra su razón para vivir ante el olor a muerte de la guerra.
El tránsito de esta mujer, adelantada a su tiempo, traerá a los bárbaros que conforman la tropa algo más que la sanación de su carne. Acompañada de su inseparable amiga, la refranera Tiresias, La Tiznada luchará contra el machismo y el fanatismo religioso.

Descargar “La Tiznada – Isabel Custodio” en PDF:

Descargar “La Tiznada – Isabel Custodio” en Epub:

Leer “La Tiznada – Isabel Custodio” ONLINE:

Te Puede interesar

Leer Libro gratis Katrina del autor Jeramie Price del genero Histórico;Novela

Leer Gratis Libro Katrina del autor Jeramie Price

«Fue en el año 1702, durante su campaña contra los suecos, cuando el Zar Pedro el Grande conoció a Katrina, la atractiva muchacha capturada por sus soldados y vendida como esclava, la cual llegó a ejercer una influencia decisiva en su vida. Pedro el Grande es uno de los más curiosos tiranos de la Historia: el conquistador brutal movido por los accesos de ira epiléptica; el emperador que mezcló la pompa oriental y el refinamiento europeo; el déspota que se complacía en desafiar en duelo a sus propios cosacos. Pero Katrina, su inseparable compañera (aunque no siempre fiel), comprendió que en él había dos personalidades —una de ellas tierna y amable— y fue capaz de despertar su amor.»

Deja un comentario