Home / Judith McNaught / Leer Gratis Libro Paraíso robado del autor Judith McNaught
Leer Libro gratis Paraíso robado del autor Judith McNaught del genero Romántico

Leer Gratis Libro Paraíso robado del autor Judith McNaught

Leer Online y Descarga Gratis el libro Paraíso robado de Judith McNaught y del genero Romántico ,disponible en formato Epub y Pdf

Meredith es la hija modélica del rico dueño de la cadena de almacenes Bancroft, Philip. Y está condenada a sufrir su misoginia y desconfianza por las mujeres. En una fiesta conoce al atractivo Matt Farrell, un humilde muchacho que va a trabajar para un gran magnate en la explotación de petróleo en un agreste país latinoamericano. Los otros invitados le tratan con desdén, y Meredith se propone hacerle sentir bien. Pero son pillados en un inocente beso por el padre de Meredith, que la envía a casa. En el camino, Meredith recoge a Matt en su coche, y él la acompaña hasta la mansión. En un sorprendente vuelco de los sucesos, hacen el amor. Semanas después, Meredith descubre aterrada que está embarazada, acude a buscar a Matt, se casan y se enamoran más que nunca. Pero Philip pondrá todas las trabas para este matrimonio, y cuando, Meredith pierda el niño, en ausencia de Matt, se encargará de manipular los sucesos para que se divorcien. Once años después, vuelven a reencontrarse, una madura Meredith, que ha asumido la dirección de los almacenes, y un multimillonario Matt, resentido con el pasado, y conocido mujeriego.

Descargar “Paraíso robado – Judith McNaught” en PDF:

Descargar “Paraíso robado – Judith McNaught” en Epub:

Leer “Paraíso robado – Judith McNaught” ONLINE:

Te Puede interesar

Leer Libro gratis Amor sincero del autor Cathleen Galitz del genero Novela;Romántico

Leer Gratis Libro Amor sincero del autor Cathleen Galitz

Cuando el padre de Caitlyn Flynn cayó enfermo, ella, para complacerlo, aceptó casarse con el hombre que era su mano derecha en en negocio. Pero el rudo vaquero Grant Davis era muy distinto de los jovencitos universitarios que Caitlyn había conocido. Además de ser muy atractivo, era un hombre de verdad... ¡y ella era su esposa! Grant estaba seguro de que un pozo petrolífero en Wyoming no era lugar para una señorita. Ni su cama el sitio apropiado para la virtuosa e inocente Caitlyn. Grant creía que un simple beso en los labios de su remilgada esposa le dejaría las cosas claras, pero no se paró a pensar que sus ideas estaban a punto de cambiar drásticamente...

Deja un comentario