Home / Ciencia ficción / Leer Gratis Libro Un aroma griego del autor Tina Folsom
Leer Libro gratis Un aroma griego del autor Tina Folsom del genero Ciencia ficción;Erótico;Romántico

Leer Gratis Libro Un aroma griego del autor Tina Folsom

Leer Online y Descarga Gratis el libro Un aroma griego de Tina Folsom y del genero Ciencia ficción;Erótico;Romántico ,disponible en formato Epub y Pdf

Cuando el dios del vino y el éxtasis, Dioniso, cruelmente dejó a la mortal
Ariadna, su última conquista, la diosa Hera había tenido suficiente. Ella privó a
Dioniso de su memoria para darle una lección de humildad.
Ariadna estaba profundamente herida después de que Dioniso desdeñara su
noche de pasión como “sólo sexo”, y ya no quería volver a verla más. Cuando ella
lo encuentra ensangrentado, golpeado y sufriendo de amnesia, ideó rápidamente un
plan para vengarse de él. Mientras se hace pasar por su prometida, Ariadna hizo
que Dioniso creyera que la amaba. Pero cuanto más tiempo continuaba la farsa,
más difícil se hace ver en realidad quién daba a quién una lección.
¿Y qué pasaría si Dioniso recuperaba su memoria? ¿Pagaría por su engaño, o
una mujer mortal podría en verdad conquistar el amor de un dios?

Descargar “Un aroma griego – Tina Folsom” en PDF:

Descargar “Un aroma griego – Tina Folsom” en Epub:

Leer “Un aroma griego – Tina Folsom” ONLINE:

Te Puede interesar

Leer Libro gratis Nunca digas nunca de nuevo del autor Tori Carrington del genero Romántico

Leer Gratis Libro Nunca digas nunca de nuevo del autor Tori Carrington

¿CÓMO PODÍA ECHARLA DEL PAÍS SI NI SIQUIERA PODÍA ECHARLA DE SU CORAZÓN? El agente de inmigración Jake McCoy se enorgullecía de ser un tipo solitario, entonces, ¿cómo era posible que Michelle Lambert, una inmigrante ilegal, se hubiera colado con tal fuerza en su corazón... y en su cama? Ella se negaba a volver a su país sin su hija y Jake no podía culparla por ello. Desgraciadamente, tampoco podía mantenerse alejado de ella. Entre el deber y el deseo, Jake jamás habría sospechado que también él acabaría siendo un fugitivo... ¡un fugitivo casado!

Deja un comentario