Home / Francisco Umbral / Leer Gratis Libro Un ser de lejanías del autor Francisco Umbral
Leer Libro gratis Un ser de lejanías del autor Francisco Umbral del genero Narrativa

Leer Gratis Libro Un ser de lejanías del autor Francisco Umbral

Leer Online y Descarga Gratis el libro Un ser de lejanías de Francisco Umbral y del genero Narrativa ,disponible en formato Epub y Pdf

“El hombre es un ser de lejanías”. La definición de Heidegger es muy compleja y no vamos a desmembrarla ahora, sino sólo a explicar por qué yo me la adjudico, al menos en lo que me concierne. Umbral, ser de lejanías. ¿Qué lejanías?
La primera lejanía del ser humano es el nacimiento. Nada recordamos de nuestra vida prenatal, aunque conservemos muchos tics y calorías de aquellos meses, como, por ejemplo, la tendencia a la postura del feto o el uso del pulgar como chupete, que en algunos adultos sigue vigente. Pero ,en puridad, la lejanía de la prenatalidad y la primera infancia es una lejanía insondable para uno mismo: se empieza a tener recuerdos conscientes a partir de los tres o cinco años.

Descargar “Un ser de lejanías – Francisco Umbral” en PDF:

Descargar “Un ser de lejanías – Francisco Umbral” en Epub:

Leer “Un ser de lejanías – Francisco Umbral” ONLINE:

Te Puede interesar

Leer Libro gratis Rumbo a no sé dónde del autor Miguel Sánchez-Ostiz del genero Narrativa

Leer Gratis Libro Rumbo a no sé dónde del autor Miguel Sánchez-Ostiz

Pamiela publicó en 1986 La negra provincia de Flaubert, primero de una serie de más de veinte diarios o dietarios de Miguel Sánchez-Ostiz, cuya continuación y entrega más reciente es Rumbo a no sé dónde. «El rumbo al que me refiero, al margen de ser el mío, es el de una canción cabaretera de los años cincuenta que cantaba un payaso apaleado a la puerta del Teatro Argentino, una barraca de feria entre olores a fritanga, orina, sudor, vinazo, Pamplona y Sanfermines. Una canción que no he podido olvidar, y en un bote de vela, voces gangosas de charlatanes, reclamos de altavoces abollados, mucha bombilla, polvo, alpargatas, ilusiones de cuatro perras, comistrajos que no nos mataron y que hoy habría erradicado la ONU, la OMS y hasta la DEA… estamos vivos, nos palpamos las mollas y tarareamos el yenunbotedevela… y sobre todo el con rumbo a no sé dónde porque no lo sabemos, porque yo al menos no lo sé. Ignoro cuál va a ser mi futuro, si es que lo tengo, por edad, por situación personal y social, cuál la época que vamos a vivir…»

Deja un comentario