Home / Araceli Samudio / Leer Gratis Libro Sueños de cristal del autor Araceli Samudio;Carolina Méndez
Leer Libro gratis Sueños de cristal del autor Araceli Samudio;Carolina Méndez del genero Fantástico;Romántico

Leer Gratis Libro Sueños de cristal del autor Araceli Samudio;Carolina Méndez

Leer Online y Descarga Gratis el libro Sueños de cristal de Araceli Samudio;Carolina Méndez y del genero Fantástico;Romántico ,disponible en formato Epub y Pdf

Se dice que todos tenemos un ángel de la guarda, uno que se nos es asignado desde antes de nuestro nacimiento y que debe velar por el bienestar de nuestra alma y cuerpo durante nuestra estadía en la Tierra. Elisa tiene uno, al igual que todos los demás, solo que ella cuenta con una peculiaridad: desde muy pequeña puede verlo y hablar con él.
A pesar de que no siempre es sencillo vivir con alguien que te sigue a todos lados y te recuerda lo que no debes hacer, ellos han logrado de cierta forma armonizar y crear una especie de amistad.
Sin embargo, de un momento a otro las cosas cambian. El mundo se enfrenta a un destino fatal y Caliel se encuentra frente a la difícil decisión de elegir entre cumplir las órdenes que le han sido dadas o salvar a su protegida y amada amiga. Y en medio de la tribulación y la oscuridad de los últimos días de la Tierra, cuando parece que, finalmente, todo está acabado, aquello que se creía extinto vuelve y enciende una llama de esperanza para la humanidad.

Descargar “Sueños de cristal – Araceli Samudio;Carolina Méndez” en PDF:

Descargar “Sueños de cristal – Araceli Samudio;Carolina Méndez” en Epub:

Leer “Sueños de cristal – Araceli Samudio;Carolina Méndez” ONLINE:

Te Puede interesar

Leer Libro gratis Debes conquistar a tu marido del autor Corín Tellado del genero Romántico

Leer Gratis Libro Debes conquistar a tu marido del autor Corín Tellado

“Claro que las cosas no están precisamente muy en armonía para tener bebés. Pasan cosas raras en mi matrimonio. Es como si algo se desarticulara. Y lo asombroso y sorprendente es que no tenemos la culpa ni Gary ni yo. Es como si algo se cambiara dentro de nuestros seres. ¿Del mío? Pues, no. Yo creo que del de Gary. ¿He desilusionado a mi marido?”

Deja un comentario